Historia de como Escohota acabó en la cárcel

La historia no contada de las drogas

Moderador: Fisio

Historia de como Escohota acabó en la cárcel

Notapor Fisio » Jue, 03 Ene 2019, 01:08

Para enmarcarlo.

El talón de Aquiles para todo tipo de crímenes con víctima solo supuesta es carecer de denunciantes espontáneos, como los que suscitan robos, fraudes y agresiones, y suplir a la parte agraviada con tramas que cazan al disidente estimulando precisamente lo prohibido, como logra una policía vestida de ramera, un inquisidor con aires de brujo o un chekista disfrazado de revisionista. Para perseguir delitos imaginarios no hay más remedio que remunerar la delación, arbitrar que sea anónima y convertir en servidor de la ley a arrepentidos profesionales, subvencionando así al sector depravado por excelencia, cuyo ganapán coincide con actos de ingratitud hacia los suyos. Vale la pena recordar también que esa tropa es anterior no solo al KGB y la Gestapo, sino al Santo Oficio inquisitorial.


Es el gobierno y la poli, idiota.

Los crímenes sin víctima solo pueden perseguirse infiltrando la ilegalidad en las instituciones represoras, y detallar las noticias sobre policías comprometidos con el tráfico de drogas –en docenas de países a lo largo de medio siglo– superaría sin exageración alguna varios números enteros de Cáñamo. En la isla, por ejemplo, el teniente jefe de la Guardia Civil cuando yo abrí Amnesia fue condenado en 1985 a doce años.


Antonio no entiende de relaciones estratégicas. Y te pasea las pedazo de churris que se está tirando en la jeta de los jefes de la policía.

Ir vestido estrafalariamente, a menudo acompañado por damas bien parecidas y los dealers de postín –entre ellos Howard Marks, el rey de la maría–, no ayudó a congraciarme ni con la Policía Nacional ni con el antes aludido teniente jefe de la Guardia Civil, que entró en cólera cuando insistí en cobrarle la entrada a mi garito si venía de paisano.
Avatar de Usuario
Fisio
Administrador del Sitio
 
Mensajes: 6415
Registrado: Dom, 01 Sep 2013, 14:18

Re: Historia de como Escohota acabó en la cárcel

Notapor Fisio » Jue, 03 Ene 2019, 01:12

Comienza la trama

Las fuerzas del orden estuvieron convencidas de que era el principal traficante isleño, y montaron diversos dispositivos que resultaron ineficaces, según dichos informes por “tratarse de un delincuente frío y calculador”. Eso me halaga sobremanera, pues sin hacer daño a nadie esquivé a la comparsa de provocadores, espías y corruptos reclutados por la cruzada prohibicionista


cierto día –cuatro semanas después de escandalizar a algunos bienpensantes en el programa televisivo La Clave– cayó por nuestra aislada casa payesa un viejo amigo de Madrid acompañado por dos sujetos alarmantes, uno provisto de pistola y otro de jeringuillas hipodérmicas, portando a medias un maletín lleno hasta arriba de billetes, con intención de adquirir “al menos medio kilo de cocaína”. Unos diez minutos después apareció un ofertante del producto –qué casualidad,


en uno de los descansos para publicidad– tuve ocasión de ironizar con el comisario jefe de estupefacientes, Mato Reboredo, a quien había conocido dirigiendo la brigada político-social: “Ahora no nos persigues por rojos sino por drogotas, Pepe”.


Luego sabría a ciencia cierta que bastó para poner en marcha una remesa de fondos reservados –cosa muy frecuente en aquellos tiempos de los GAL y Roldán–, y el gasto extra de trasladar a Ibiza un inspector de primera,


https://canamo.net/cultura/historia/en- ... ia-forzosa
Avatar de Usuario
Fisio
Administrador del Sitio
 
Mensajes: 6415
Registrado: Dom, 01 Sep 2013, 14:18

Re: Historia de como Escohota acabó en la cárcel

Notapor Fisio » Jue, 03 Ene 2019, 01:22

Cuando los desconocidos convinieron con el apenas conocido en verse al día siguiente, insistiendo en que mi presencia era la única “garantía para ambas partes”, imaginé toda suerte de películas menos que mi amigo me hubiera metido a la pasma en casa.


Sigue asombrándome cómo pude ser tan subnormal, y para entender por qué no me negué de plano solo sirven de ayuda algunos detalles. Uno es que vivíamos en una casa de campo aislada, sin conexión con la red eléctrica y por supuesto sin teléfono, donde lo primero alarmante era comprobar que los corsos me seguían teniendo localizado. Aprovechando una breve ausencia, habían dejado su tarjeta de visita saqueando la casa payesa previa, movimiento al que respondí haciéndoles saber por persona interpuesta que había comprado una pistola, si bien la misma persona tuvo ocasión de comunicarme que les parecía una bravata risible. Julián el Guapo, otro ciudadano de la raza calé, como Tino, les estafó algunas onzas de caballo y acababan de castigarle cortándole los huevos con precisión quirúrgica, cosiendo luego la herida para evitar que se desangrase, aunque le hicieron presenciar cómo su aterrada novia freía esas “criadillas”, más sabrosas a su juicio que las de cordero.


Quedan para hacer la transacción. Antonio en el medio.

Que Antonio haga la cata –propuso el Pirata.

Antes de aplastar la muestra –con un mechero y el celofán de las cajetillas de tabaco– me pareció que el tornasolado propio de la cocaína bien lavada lo imitaban escamas de jabón para lavadora. Me serví un liniote de alcaloide quizá sintetizado con el Persil que lava más blanco, y tras varios minutos de silencio sentencié:

– Es la bazofia que cunde por aquí en los últimos tiempos. No compréis esta partida. Quizá tienen calidades muy superiores, y esta se venderá a duras penas, incluso a un tercio del precio.


Alfredo sacó la pistola ordenando “manos arriba, contra la pared”


Tenía cuarenta y tres años, menos de medio duro en el banco y un porrón de enemigos, sumados a la decepción o desconfianza de casi todos los amigos


https://canamo.net/cultura/historia/en- ... -forzosa-2
Avatar de Usuario
Fisio
Administrador del Sitio
 
Mensajes: 6415
Registrado: Dom, 01 Sep 2013, 14:18

Re: Historia de como Escohota acabó en la cárcel

Notapor Fisio » Jue, 03 Ene 2019, 01:35

comprobé que Diario 16 había completado la información del día previo –según la cual “el catedrático de Ética es un traficante de droga dura”


una nota a mano de mi mujer, diciendo que El País publicaría cualquier versión mía de los hechos. Tras aquel salvavidas estaba el bendito Javier Pradera, eminencia gris del periódico y director de Alianza Editorial –para quien venía haciendo gran parte de las traducciones–, por supuesto con el beneplácito de Cebrián, y me puse de inmediato a aprovechar la oportunidad.


propuse allí que “la clave está en La Clave”, el programa emitido pocos meses atrás, donde otra de mis insensateces había sido aprovechar un descanso de publicidad para bromear con José Mato Reboredo, antiguo miembro de la Brigada Político-Social convertido en jefe de Estupefacientes.


https://canamo.net/cultura/historia/en- ... orzosa-iii


Publicación de El País

"Nada más verlos en el aeropuerto, ya sentí miedo. Ya en mi casa empecé a ser consciente de estar desbordado por las circunstancias: aquellos sujetos iban armados, llevaban encima cinco millones de pesetas -en fajos con etiquetas del Banco Atlántico- y dijeron ser miembros de la comisión de seguridad del príncipe Jaled, a quien organizaban sus vicios. En mi propia casa me ofrecieron un kilo de hachís, que rechacé, así como veinte gramos de cocaína si la operación se cerraba sin problemas, que ingenuamente acepté. Pero tenía mucho miedo: uno de ellos, el más siniestro de los dos, tenía los brazos cosidos a alfiletazos y se pinchó varias veces en mi casa, a pesar de mis protestas. Finalmente, les presenté a Celestino y al francés (Alain Bernard) que le acompañaba, y al que yo no conocía, y les dejé hablando de su negocio mientras me fui con mi familia a ver Dinastía, en la televisión".Se convino que la operación se cerraría al día siguiente, miércoles 16, en un establecimiento público propiedad de Celestino Bustamante situado en una plaza cercana a la ciudad de Ibiza. "Pero como todo aquello no me gustaba, yo me negué a ir, argumentando que aquel no era mi negocio sino el suyo. No quería saber nada de aquel asunto, pero aquellos sujetos insistieron hasta el punto de considerarme la garantía de que la operación era limpia y de que ésta no podía cerrarse sin mi presencia. No tuve más remedio, y les acompañé".

Ya en el establecimiento de Celestino, aparecieron la droga y el francés. Antonio Escohotado probó el material y desaconsejó la compra, por entender que aquella cocaína era de muy mala calidad. Pero los acompañantes de Antonio Fenollera insistieron en cerrar la operación, aduciendo que no podían presentarse ante sus superiores con las manos vacías. Y, ya en plena transación, los dos policías camuflados sacaron sus pistolas, dispararon al aire, y dejaron transcurrir "unos interminables sesenta segundos" hasta que se identificaron.

"Me llevé un susto de muerte, porque yo no sabía si podía haber reacción en sentido contrario. Naturalmente, pienso pedir el procesamiento de esos sujetos, cuyo comportamiento no les legitima como miembros de la sección de la policía dedicada a la represión de la droga sino como agentes de una extraña sección policial dedicada a la adquisición de drogas para operaciones necesarias", añade Antonio Escohotado:


https://elpais.com/diario/1983/03/25/es ... 50215.html
Avatar de Usuario
Fisio
Administrador del Sitio
 
Mensajes: 6415
Registrado: Dom, 01 Sep 2013, 14:18

Re: Historia de como Escohota acabó en la cárcel

Notapor Fisio » Jue, 03 Ene 2019, 01:42

Falta una parte (IV) que está publicada en la revista Cáñamo en su versión papel nº 235. Voy a ver si soy capaz de hacerme con la revista en algún lugar, , lo leo y acabo de contar el final de esta historia con las declaraciones de Escota en el juicio.

PS: quien diga que el intelecto no es erótico para las mujeres, que mire a la segunda mujer de Don Antonio, de las muchas damas de las que se rodeó en sus orgíasticas voluptuosidades...

Imagen



* El intelecto creativo, osado, atrevido, abierto a la experiencia, incluso un poco gamberro... no un repelente formalito de los que sacan buena nota. Estos últimos consuelan sus frustraciones en las redes sociales, la chica guapa se fue con el desobediente, y es al que no obedece a quien siguen odiando
Avatar de Usuario
Fisio
Administrador del Sitio
 
Mensajes: 6415
Registrado: Dom, 01 Sep 2013, 14:18

Re: Historia de como Escohota acabó en la cárcel

Notapor Fisio » Jue, 03 Ene 2019, 21:36

Ya conseguí la revista.

2 años y 1 día de condena.

"Entré convencido de que el infierno carcelario son los otros, y recorrí cotidianamente el penal de una punta a otra me lo confirmó, deparando una gran proporción de gitanos con vaqueros de pitillo y un resto de tipos malencarados, abrumadoramente feos todos"


Sobre el SIDA

"No iba a ser la primera vez ni la última vez que este amigo común mentiría sobre la virginidad del pico, quizás movido por el impulso a contagiar que Freud identificó originalmente entre sifilíticos (...) en aquel momento el diagnóstico era una invitación a morir sin remedio, y así lo hicieron unos dieciseis millones de personas"


Publicado en la revista Cáñamo nº 235
Avatar de Usuario
Fisio
Administrador del Sitio
 
Mensajes: 6415
Registrado: Dom, 01 Sep 2013, 14:18

Re: Historia de como Escohota acabó en la cárcel

Notapor Fisio » Mié, 09 Ene 2019, 19:14

Resulta que hay otras dos partes más, en la revista Cáñamo 236 y 237. ¿Alguien sabe si se pueden leer online?

https://dialnet.unirioja.es/ejemplar/465160

https://dialnet.unirioja.es/ejemplar/466562
Avatar de Usuario
Fisio
Administrador del Sitio
 
Mensajes: 6415
Registrado: Dom, 01 Sep 2013, 14:18


Volver a Cannabis y otras drogas

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado