Biblioteca Muscleblog (revisión de libros)

Foro general ciencia, medicina, nutrición, salud pública, política

Moderador: Fisio

Avatar de Usuario
Fisio
Administrador del Sitio
Mensajes: 6734
Registrado: Dom, 01 Sep 2013, 14:18
Ubicación: foromuscleblog@gmail.com

Mié, 07 Nov 2018, 14:48

Imagen

A día de hoy, es difícil no reconocer que la psiquiatría y la psicopatología (también los psicólogos) han extendido sus tentáculos a toda forma de sufrimiento humano o problema cotidiano de las personas. La mayor parte de lo que llamamos psicopatología son personas que se sienten mal. Y por mucho que les guste a los mercenarios de la ciencia, sentirse mal no es una enfermedad, es un síntoma, un aviso de que tenemos que cambiar algo, parecido al mecanismo del dolor. El dolor nos avisa para cambiar de postura o no apoyar un pie dolorido, sentirnos mal es un mecanismo adaptativo de problemas que debemos resolver. La psicofarmacología aleja a las personas de entender sus causas, afrontar los problemas y crecer como persona.

De las más de 400 páginas de un libro como este, siempre se pueden coger 3 frases y sacarlas de contexto para hacer burlas. Esta una de las maniobras usuales de quienes critican a Gotzsche, pues de otra forma no pueden ganar debates. De hecho, esto lo vivimos todos los que nos negamos a mentir a la gente. En España se acusó a Gotzsche de querer tratar los problemas psiquiátricos graves con amor y empatía. Gotzsche pide lo que pedimos muchos: que mejoren los cuidados sociales en un sentido amplio para las personas con problemas de salud mental, y no tratarlos como meros objetos enfermos a los que administrar fármacos. Gotzsche no niega la necesidad de tratar los brotes agudos con psicofármacos, aunque expone que no existe evidencia de que los antipsicóticos tengan ningún mecanismo específico que resulte en una mejora en la evolución de los pacientes que los toman, aparte de drogar el estado de ánimo. No existe una gran evidencia sobre si estos fármacos tan tóxicos son mejor opcion que benzodiazepinas. Yo recuerdo incluso estudios con opioides que no mostraban grandes diferencias. Gotzsche correctamente afirma que la mayor parte de psicofármacos no están siendo prescritos para situaciones evidentes, y que podría ser desprescrita la mayor parte de lo que se está utilizando. Una realidad escandalosa que escuece. Y aquí podemos recoger una queja correcta de la psiquiatría: la mayor parte de los psicofármacos los recetan médicos de familia, que básicamente, no tienen ni idea de lo que prescriben, ni conocen la psicopatología, ni entienden los problemas de esos ensayos clínicos de estos fármacos. Esto, es otra realidad. Que Gotzsche no sea psiquiatra no cambia un ápice el asunto. Por otro lado, los médicos y psiquiatras se pasan por el forro algo imprescindible: la preferencia de los pacientes. A pesar de lo maravillados que están los médicos con ellos mismos, lo mucho que se quieren ellos solos, y lo bien que creen que lo hacen, los pacientes mayoritariamente prefieren psicoterapia. ¿Por qué será?. Otro aspecto problemático es que no hay pruebas de que los psicofármacos a medio y largo plazo mejoren condición alguna. Probablemente lo contrario, debido a su efecto tóxico, y a las neuroadaptaciones crónicas al fármaco, se genera dependencia y probablemente las personas empeoren a medio y largo plazo. La realidad es que los psicofármacos no corrigen nada, y la psiquiatría no ha curado nada en toda su historia.

Pese a que no estoy de acuerdo en distintas cosas con Gotzsche, por ejemplo su mención a David Nutt por querer despenalizar las drogas, o algunas afirmaciones relativas a la biología de la conducta, su crítica en lo inmensamente sustancial es correcta. Hemos invertido millonadas en fármacos que no corrigen ningún desbalance bioquímico, y se le ha contado a la población una gran mentira. Que apechuguen los que se la creyeron, y que se disculpen con sus pacientes por haberles contado falsedades sobre desequilibrios químicos en lugar de atacar a Gotzsche. Más problemático es que la medicina de vender productos ha hecho que nos dejen de importar los cuidados de salud de las personas. Deberían existir muchísimos más servicios sociales, donde las personas estén cuidadas, incluidos los mayores. Pero hemos cambiado un sistema de salud que debería estar orientado al cuidado de las personas, y que esto incluya algunos fármacos si es necesario, por un sistema de salud centrado en productos. Los médicos actuan como comerciales entrenados en un lenguaje sofisticado. A ellos les manipulan en la universidad, y ellos manipulan a los pacientes. Les han manipulado, y a nadie le gusta admitir que ha sido engañado. Así que la respuesta es la denegación organizada. El problema con los psicofármacos no es solo la prescripción, también lo es la desprescripción y la cantidad de síntomas de retirada que origina, que se confunden con empeoramiento sin el fármaco "corrector". Esto predispone a médico y pacientes a hacer inferencias lógicas erróneas sobre la evolución del proceso. Incluso dada la sedación o con cierta hipomanía inducida por el fármaco, las personas no son conscientes de su empeoramiento funcional, relacional, etc. Otro de los greatests hits utilizados para desviar la atención de las hostias en la boca de Gotzsche es decir que él no es psiquiatra, y que es solo su opinión. El problema es que lo mismo opinan Peter Breggin (psiquiatra), David Healy (psiquiatra), Joanna Moncrieff (psiquiatra), otros tantos psiquiatras y otras voces de la neurociencia y la psicología, incluido un servidor. Otro argumento recurrente, pobre, previsible, fallido y cansino.

Por supuesto el libro tiene aspectos criticables y matizables. No conozco un solo libro que no los tenga. La ciencia es contraste de hipótesis, pero por alguna razón, las personas que más presumen de científicas, son las que más incómodas se muestran cuando se someten sus hipótesis a análisis. Por que será. Se discuta lo que se discuta, el punto principal del libro es tan brutalmente claro, que cualquier crítica solo son ganas de desviar la atención de una realidad. Y luego están nuestros mayores, atados en una residencia de ancianos con una pastilla en la boca. La evidencia y eso. Solo mercaderes sin escrúpulos, o ignorantes, pueden encontrar decente o calificar de "evidencia" o "científico" esto que está pasando. Si no existieran personas como Gotzsche que cuestionaran los tratamientos frontalmente, aún estaríamos provocando comas hipoglucémicos, quitando trozos de cerebro y arrancando muelas a los pacientes psiquiátricos, mientras los mercaderes aplauden. Peter Gotzsche tiene toda la razón: podríamos quitar la inmensa mayoría de los fármacos que estamos recetando, y el mundo sería un lugar mejor. Ni me molesto en comentar sobre los sesgos brutales de los estudios con psicofármacos donde los pacientes van con síntomas de abstinencia, la rotura del cegamiento, ni el brutal coste de estos fármacos, o las condenas de farmacéuticas por corrupción. Ni la acatisia, la violencia, la neurotoxicidad o los suicidios producidos por psicofármacos que la FDA admitió. A día de hoy sigo sin saber que afirmación que haya dicho Gotzsche es falsa. Lo único sistemáticamente falso que he visto es quienes tratan de desprestigiarle sacando de contexto sus argumentos.

Un libro imprescindible para médicos y pacientes, de uno de los investigadores más reputados de las últimas décadas, que cuenta lo que los demás callan miserablemente. Es hasta mentira el cuento que nos hemos contado sobre el consentimiento informado. Consentimiento informado son libros como este. El resto engañar a las personas con fantasías y ocultando lo que no interesa.

9/10.
Avatar de Usuario
Fisio
Administrador del Sitio
Mensajes: 6734
Registrado: Dom, 01 Sep 2013, 14:18
Ubicación: foromuscleblog@gmail.com

Jue, 08 Nov 2018, 18:49

Imagen

Este libro pertenece a una colección de neurociencia y psicología que nos trae la editorial de El País. El libro ofrece un viaje desde la extracción de el tuétano a la externalización de la mente simbólica. O quizás del tuétano a la simbolización del protolenguaje. En este texto encontramos un análisis sobre la relación entre evolución, cerebro y lenguaje. En ese orden. Aunque el título se llama "El Misterio de la Mente Simbólica" y el subtítulo reza Cerebro, lenguaje y evolución, es la evolución lo que ocupa el mayor lugar, lo cual hace que lo aleje de la mente simbólica y el lenguaje. El estudio del lenguaje es complejo porque depende del estudio de la capacidad simbólica, la expresión (gestual, oral...), y la sintaxis propiamente. Sin dejar de lado la evolución de los grupos o el desarrollo del cerebro, para lo cual tuvieron que darse cambios en la alimentación y en el sistema digestivo que permitieran un metabolismo más eficiente para liberar energía para el sistema nervioso. Las neuronas son caras de mantener. Incluso hay una hipótesis frugívora. Tanto la bipedestación como el nacimiento del bebé inmaduro han podido ser otras piezas clave en el desarrollo del sistema nervioso. Un hecho interesante que merecería la pena haber abordado en este libro serían las praxias y su relación con la evolución de la sintaxis del lenguaje, dada la relación entre gestos y lenguaje oral, que son distintas expresiones de una misma capacidad comunicativa. Las praxias podrían ser un nexo común entre el desarrollo de herramientas, simbolismo y lenguaje. Podríamos decir de hecho que las praxias hacen referencia a la sintaxis conductual. Una de las razones obvias de que evolucionara el lenguaje oral fue el poder dejar las manos libres de lenguaje gestual, liberarnos de la mirada para comprender la comunicación, etc. Finalmente lo que tenemos los humanos es distinto a los animales por la capacidad de armar una sintaxis virtualmente infinita, viajar en el tiempo desplazándonos desde la experiencia inmediata, y el simbolismo. Y además debe darse al tiempo que otros como nosotros hayan desarrollado la capacidad de entendernos a la vez que nos expresamos, lo cual complica aún más la evolución del lenguaje.

El principal problema del libro es que son apenas 140 páginas, y a pesar del título, dedica su mayor parte a la evolución, que queda bastante bien recogida, pero que ha dejado poco espacio al resto que va muy justito.

6.5/10
Avatar de Usuario
Fisio
Administrador del Sitio
Mensajes: 6734
Registrado: Dom, 01 Sep 2013, 14:18
Ubicación: foromuscleblog@gmail.com

Dom, 11 Nov 2018, 04:07

Imagen

El Hombre en Busca de Sentido es psicología desde dentro de un campo de concentración. Viktor Frankl era psiquiatra, hasta que lo llevaron a Auschwitz. El 90% de los que llegaban aquí eran directamente llevados con la pastilla de jabón a “las duchas”. El 10% restante, sobrevivirían con suerte haciendo trabajos forzados hasta desfallecer de agotamiento, frío y hambre. Frankl relata en primera persona la psicología de los prisioneros, incluída la suya. Nuestro cerebro, por alguna razón, tiene distintos filtros para colorear la realidad, y distorsionarla, separarnos de la crudeza de los hechos. Uno de estos filtros es el humor, la espiritualidad, la esperanza, pero también la apatía o la indiferencia que surge como mecanismo de defensa, narrada en primera persona con crudeza:
“El cadaver parecía observarme con sus ojos vidriosos. Dos horas antes había estado hablando con él. Seguí sorbiendo mi sopa.”
La apatía, la anestesia emocional son las características más comunes de los prisioneros, tras unos primeros días caracterizados por un estado de shock. En la vida colectiva, siempre vigilado, emerge el deseo de estar a solas, pero nunca sucede. Nuestra jerarquía de valores, necesidades e incluso de sentimientos cambian. No coger una enfermedad o conservar la suela de los zapatos para no ir descalzo en la nieve se convierte en un privilegio. De pronto, la vida en sí se convierte en un privilegio al alcance de pocos. La mente se convierte en un refugio. Soñar con la mujer, aún sin saber si está viva o muerta, trascender espiritualmente hacia algo es lo único que permite sacar fuerzas de flaqueza. Los sueños también se transforman, los más comunes son relativos al pan y la sopa con lo que apenas sobrevivían. Los presos privilegiados que ayudaban a los soldados llegaban a adquirir un papel aún más autoritario que el de los propios soldados. No he podido evitar acordarme de la famosa película Cadena Perpetua, cuando hablan de que los presos se institucionalizan hasta volverse dependientes de la vida en la cárcel. ¿Queda algo de libertad ante el condicionamiento estructural llevado al extremo? Minoritariamente, algunas personas deciden dar su único trozo de pan que reciben en todo el día a los más débiles. Algunas personas deciden seguir siendo ser ellas mismas, una libertad interior que nadie podrá arrebatar, pero no todos son tan fuertes.

“El hombre que no ha pasado por circunstancias adversas realmente no se conoce bien”.

7/10
Edipo
Mensajes: 106
Registrado: Vie, 18 Dic 2015, 23:52

Dom, 11 Nov 2018, 13:01

Siempre he querido leerlo, pero acabo postergandolo.
ZeRaTuL
Mensajes: 2509
Registrado: Mar, 11 Feb 2014, 00:42

Dom, 11 Nov 2018, 14:09

Lo de la libertad interior también se comenta en George Orwell - Down and Out in Paris and London (no sé su título original, yo leí una traducción al catalán "Sense ni cinc a París y Londres") libro publicidad de la cual no entiendo por qué no es mayor que la mayoría de sus obras (fue la que más me impactó de sus lecturas). Está hablando con distintas personas pobres haciendo las "rutas" de albergues en albergues y le sorprende una persona vagabunda que antes creo que dice que tocaba el piano o que tenía gustos de "la clase alta" y que ahora mantenía cierta cultura, su conversación era fluída, interesante, hablaba de los astros y filosofaba sobre nuestro contexto a nivel cósmico rollo Carl Sagan y Orwell le dice que cómo ha conseguido mantener esa lucidez en la pobreza que actualmente ellos (se incluye) viven. Esa persona se señala la cabeza dándose unos golpecitos con el dedo índice y le dice:
-Si no pierdes esto de aquí, la libertad que posees en ese rinconcito no te la quita nadie

Más bien escrito porque hablo de memoria xD. Pero se ve que en las condiciones más extremas (donde peligra tu vida) toda persona cuerda llega a esa conclusión la pasar penurias irreversibles. Me lo apunté como consejo vital por si alguna vez paso por algo parecido.
Avatar de Usuario
Fisio
Administrador del Sitio
Mensajes: 6734
Registrado: Dom, 01 Sep 2013, 14:18
Ubicación: foromuscleblog@gmail.com

Vie, 30 Nov 2018, 14:50

Imagen

Psychiatric Drugs Explained (Elsevier). David Healy es probablemente uno de los psiquiatras con mayor conocimiento y skin in the game del mundo. Además de dar clase en la universidad, haber publicado 20 libros, 200 artículos científicos, y haber trabajado en el hospital de salud mental más grande de Canadá, ha ido a multitud de juicios sobre efectos secundarios de fármacos, y a juicios sobre suicidios producidos por psicofármacos, homicidios producidos bajo la influencia de psicofármacos, y ensayos clínicos manipulados y fraudulentos. Healy conoce el juego, hasta las entrañas legales.

El libro es mucho mejor que cualquier libro de psicofarmacología, que tienden a ser puramente descriptivos sin la más mínima orientación clínica (a menudo sin la más mínima vergüenza ocultando lo que no interesa). Pensemos que el objetivo de estos libros es fundamentalmente lavar el tarro a los médicos en base a mecanismos moleculares y neologismos que encajan estupendamente en las personas vanidosas. Healy presenta aquí un libro de psicofarmacología clínica en el que se discuten los pros y los contras, de una forma bastante ponderada (le esperaba más cañero). Sin embargo, a pesar de que es una discusión clínica más honesta sobre los psicofármacos que cualquier otro libro, esperaba más de él. Dado que Healy ha dedicado una parte sustancial de su tiempo a la historia de la psicofarmacología, me he quedado con las ganas de una mayor descripción de los tratamientos en las transiciones entre distintos fármacos desde 1950 en adelante, dado que finalmente lo que caracteriza a la mayor parte de familias de psicofármacos es su perfil sedante, aunque se quiera dividir en tranquilizante, ansiolítico, hipnótico, inhibitorio, o incluso serenizante como dice Healy sobre SSRI. Tampoco explica cosas básicas como aquello de las 3 o 4 semanas que tardan los SSRI en actuar, no solo en depresión, sino también los que actúan en S1 sobre ansiedad. Si estamos ante un problema de neurotransmisores, y el psicofármaco tiene un efecto inmediato drogando el afecto y el arousal, ¿a que se debe ese retraso?.

Hay un problema entre lo nominal y lo real. La industria quiere mantener la psicofarmacología en un status nominal, como si cada fármaco fuera algo específico sobre cada psicopatología, algo totalmente falso. La retórica se ha impuesto a la realidad. No hay ninguna corrección específica en el sistema nervioso, sino que drogar puede ser útil si se da la droga adecuada a la persona adecuada. Ojo, a la persona y los síntomas, no a la patología. Se ha adiestrado a los médicos para anteponer la diarrea retórica de taxonomías clasificatorias y mecanismos de accion al cuidado de salud mental que necesita una persona. Ganar dinero con ello también ayuda a ignorar lo inconveniente. Así, a menudo, cuando un fármaco produce un problema se interpreta como agravamiento de la condición de la persona y se sube la dosis hasta dejar a la persona grogui. Dejar a una persona grogui es que su condición "mejora". Retirar un fármaco también produce efectos de retirada que se interpretan como que la persona "aún no está bien". Entre efectos secundarios interpretados como patología y efectos de retirada interpretados como patología, hay personas que entran en el médico por un problema leve de ansiedad o estado de ánimo que sería autolimitante, y serán enfermos eternamente en nombre de una supuesta medicina. Otros aspectos a discutir son personas con un pequeño problema de ansiedad o estado de ánimo que desarrollarán manía, una condición notablemente más difícil, inducida por el fármaco. La manía relacionada con el consumo de psicofármacos tras el tratamiento de alguna circunstancia leve es uno de los principales motivos de ingreso. Bienvenidos a la realidad. Y por supuesto ensayos clínicos que miden mejoras parciales y subjetivas, no parámetros sustanciales de la vida real como personas que vuelven a trabajar porque han superado su problema.

Una de las cosas que más me ha llamado la atención de Healy es cuando expone que conocemos muy poco sobre como actúan los fármacos. Un mismo receptor puede ser ansiolítico y ansiogénico, dependiendo de como esté sensibilizado, de como interactue con otros sistemas, o de como se active ante la llegada de distintas sustancias, neurotransmisores y neuromoduladores. Sin embargo, hay millones de personas tomando estos fármacos. Que no tengamos una descripción de sus efectos es porque hemos dejado todo el peso de la literatura científica a los papers escritos mayoritariamente por la industria farmacéutica y sus muchos mercenarios, mientras que hemos dejado de tomar nota de lo que dicen las personas en la consulta. Algo que podría ser recogido sistemáticamente y nos permitiría conocer mejor lo que describen los pacientes. Ya saben, "la evidencia". Dicho esto, sigo encontrando fascinante que médicos de atención primaria estén recetando fármacos y tratando problemas sobre los que no tienen formación. Acojonante. Sea como fuere, las personas con esquizofrenia y con trastorno bipolar lo hacen hoy peor que hace 100 años, en términos de esperanza de vida y de utilización clínica. La cacareada profilaxis del conocido "desequilibrio" que equilibran los fármacos, y los supuestos avances. Avances de retórica, márketing y médicos que no saben lo que hacen más que otra cosa.

El libro de Healy es muy diferente al de Gotzsche, que entra como una apisonadora de datos y no tiene la intención de ser clínico. Está más centrado en la realidad de la consulta, sin desechar nada a priori. Toda droga puede ser juiciosamente aplicada. Sin embargo, no se puede ser juicioso cuando se recibe una enseñanza sesgada en la universidad, y se trabaja en un sistema de salud corrupto que suprime alternativas de tratamiento, en este caso el acceso a psicologos y servicios comunitarios. No obstante, aunque este libro mejora los libros típicos de farmacología que son una simple taxonomización, francamente, esperaba más. Healy sabe mucho más que lo que nos presenta en este libro.

8/10
ZeRaTuL
Mensajes: 2509
Registrado: Mar, 11 Feb 2014, 00:42

Vie, 30 Nov 2018, 16:13

El perry de Yuval Noah Harari y su 21 Lessons for the 21st Century (lo he leído en español). Yuval me gustó en "Sapiens", me produjo ganas de reciclar (quemar no está bien) su libro "Homo Deus" si no fuera porque me lo leí en 3 días en unas vacaciones a Mallorca y el libro no lo compré yo (era de otra persona) pero aún así era muy suprimible como commodity. Solo saqué conceptos sueltos que me gustaron como una reflexión que hacía del libre albedrío y un pasaje muy corto donde tocaba un poco de historia y hablaba de los jardines de las personas emperadoras tiempo atrás y cómo el tenerlo desocupado señalizaba que algo iba mal y retrospectivamente hubiera podido servir como heurística para saber la <salud> de uno u otro imperio.
En este sigue (en mi opinión) tan inútil como siempre cuando hablo de su no-campo: que si los algoritmos nos conocerán mejor que nosotros (como se basen en la serotonina para decirme si estoy "feliz" o no lo llevan claro...), que si no empezamos a reflexionar HOY y YA MISMO no habrá tiempo... ultracatastrofista pero con un tono calmado y siempre metido la cuña del cambio climático como buen calentorro que es. Sus capítulos de pronósticos futuros y cosas requetemalas del cambio climático se pueden saltar (son muy penosos a nivel de lógica y coherencia). Cuando reflexiona sobre símbolos, moral y lo que mantiene unido o separado a las personas mejora. Solo me parecieron salvables dos párrafos de sus más de 400 páginas aunque siempre me pasa (lo odio como persona escritora pero lo que salvo de sus textos es único y nadie tiene su punto de vista. Una pena porque salvo MUY POCO de él). Espero que tarde más de lo habitual en sacar su próximo libro porque leer a gente que me cae mal aumenta mi riesgo cardiovascular fijo y yendo en el tren hubo ratos que tenía ganas de insultarle chillando y tuve que contenerme. La gente calva no es de fiar.
-Recomendable solo si te gusta el Ferrari ese y te crees a pies juntillas toooooooooooodo lo que se publica del catastrofismo climático y crees que un algoritmo AYER mismo va a saber más de ti que de ti mismo. Aunque aclara que "no hace falta que lo haga perfecto, solo mejor que nosotros" y nos critica porque no hacemos 2 horas de meditación al día como él (no cites tus privilegios Yuval. No se notan casi) ni ninguna escapada / "retiro" anual. Que supongo que con eso se acabarían las guerras, conflictos, etc... tiene pensamientos interesantes (su proceso me parece siempre correcto y falsable pero no sé cómo lo hace para llegar a ciertos puntos que dan cierta risa) pero por los temas que toca hay personas catalanas que lo han hecho de una manera más rigurosa, estética y práctica (Marina Garcés, Josep Mª Esquirol, Joan-Carlos Mèlich que ando leyéndolo ahora. Su último libro "Contra els absoluts" [Contra los absolutos] hecho a modo de diálogo con una persona que lo entrevista pinta mejor en sus 20-30 primeras páginas que el libro este de las 21 lecciones para no tener insomnio). Tampoco me hagáis caso de forma absoluta para comprar o no el libro. Soy el más hater que conozco a nivel individual. Me parece un tío que va de anti-dogmático y que ha cambiado muchas veces de opinión (antes seguramente sería cientificista y ahora solo dice que mejor leer literatura científica que no es perfecta pero nos permite avanzar a nivel de conocimiento), que ha "luchado" contra cosas de su ambiente (judaismo ultraortodoxo y él no cree en ninguna religión, se veía mal en su zona la homosexualidad y es gay y tiene pareja etc...) pero eso no le da legitimidad ninguna. Solo el ser valiente y enfrentarse al mundo a nivel global y no solo desde la visión de su pueblo. ¡Eso es lo mínimo que se le pide a una persona supuestamente erudita o que te puede guiar! A nivel de ejemplo y vital ojo. Que las personas que descubrieron el ADN u otras tenían pensamientos no muy "escalables" y tampoco muy "justos" a día de hoy. Si descubres una ley matemática da igual si eres racista o hitleriano. Pero no me vas a inspirar en nada. Yo hablo de gente que hace ejemplo con sus acciones

Blended: Using Disruptive Innovation to Improve Schools - Michael B. Horn, Heather Staker
Este sí lo leí en inglés. Una de las ramas que me "encuriosea" es cómo analizar el sistema educativo (estructural, a nivel de sistema que se interrelaciona con otros, el flexibilizar la atención al conocimiento, la docencia...) y tengo lecturas sobre el flipped learning, blended theory... y cuando acabe pasaré a biografías de personas maestras de hace más de 1000 años o gente con skin in the game porque la gente "filósofa" que no da clase o que la da y no sabe relacionarse con la tecnología (no solo digital, si no con avances que ayudan a realizar su tarea) o su pensamiento de su función es vertical y critica "los papers" porque le quitan tiempo de viajar y de disfrutar de su clasismo... me aburren. Y creo que están agilipolladas y no merecen un sueldo público (aunque tampoco tendrían un privado porque no sabrían funcionar en un mundo que les pide rendición de cuentas y no les paga simplemente por aprobar una oposición). Pensaba que me gustaría más el anterior libro que este porque tenía un título, portada y distribución de las páginas (índice) muy tecnotrónico y pro-I+D típico americano y demás pero como ando forzándome a leer lo que a priori me parece pura basura sin fondo aprovechable pues le di una oportunidad. Por suerte lo hice porque las dos personas autoras se les nota callo en su trabajo. No paran de quitarle importancia a tener un ordenador en clase o usar métodos QUE IMPLIQUEN sí o sí un ordenador (un sistema educativo desastroso e inútil con un ordenador es como ponerle una fresa muy buena a un plato de mierda => es mierda <con> un complemento). La tecnología (digital o no) te puede ayudar si tu base es buena y encajas bien esa tecnología en tu modus operandi. De cualquier otra manera Apple o quien sea te dirá "gracias por su gasto" y gente que come 1 vez en casa y no es el desayuno vendrá muy cansada a clase y rendirá peor y ese dinero para iPads súpermolonguis se podría haber usado en ofrecer comedor gratis a gente de clase socioeconómica baja. Dejan muy al final el tema de elegir metodologías mixtas (presencial + a distancia con acceso a internet) y no paran de darle vueltas a lo mismo => hay clases que pueden hacerse con un laboratorio y vía ensanyo y error y que no necesitan "modernizarse" ni reinventar la rueda porque eso va de maravilla (laboratorios de química) y otras cosas necesitan ir más allá de las clases magistrales, exámenes tipo test sin feedback sin te equivocas de respuesta... a veces va bien un método asíncrono, a veces el tema es tener una clase "estándar" con un ritmo de avance pre-definido y quien se quede atrás (lo veas tú o lo digan esas personas) hacer un mini-grupo con atención aparte y dedicación de tiempo extra-escolar vía Skype o Hangout (en grupo o 1 a 1), a veces es preguntarle a la persona y como hace atletismo a nivel de casi élite le preparas unos ejercicios y hasta que no "masterice" cada campo (presentando mediante evidencias del tipo que sean) que no avance y se lo curre en su tiempo libre (por ejemplo podría currar mucho el fin de semana porque sábados tarde y domingos no entrena)... me ha gustado mucho el libro. Les llamaría a esas personas autoras del libro "filósofas prácticas" (las que no se enfrentan a la realidad para ver dónde fallan o dónde esta les refuta serían abstractas o absolutistas creyendo que la rama Parmenidisiana que se flipa con la meta-física tiene que funcionar porque por algo pronostica muy bien la física newtoniana si un robot aterrizará bien en Marte o no) aunque no estén doctoradas en esa rama. No me acuerdo quién fue que dijo "el mayor filósofo de este siglo es un ex-trader" (refiriéndose a Nassim) haciendo hincapié en que las categorías están quedándose cortas para analizar el conjunto de la realidad (y más cuando la especialización se basa en AISLARTE de ella y no a forzarte a enfrentarte a ella). Y que al final es tema de coraje, virtud, erudición entrenada en condiciones muy adversas y complejas... y eso no lo "miden" en la universidad. Y que quien lo desarrolla al estar en esa institución es a "pesar de" ella, y no "gracias a" ella. Hay un fluir muy detectable en quien se juega sus palabras y muestras sus errores como cicatrices de guerra y quien usa como marca distintiva ir lo más impoluta posible porque está elevada a nivel astral y las cosas mundanas le parecen irrisorias, sin interés. La abstractización la capturó hace tiempo (o se dejó captar por ella lanzándose a abrazarla porque la incertidumbre podía con ella) y ya no "captura" a nadie con su discurso, ponencias, libros... se ha vuelto autoreferencial y nace y muere en ella misma. No ha influenciado a nadie realmente y a veces entran en espirales depresivas / melancólicas porque no ven que nadie la felicita como se merece ella. En vez de crear algo útil y agradecer el uso que hace la gente de lo suyo montan teorías sin base firme y quieren que la realidad se distorsione, se "metamorfosee" para que encaje en ella y así tener más fama. La gente "filósofa práctica" es muy parecida a la gente ingeniera. Hacen que algo funcione más o menos sin comprenderlo a nivel exacto y de forma artesana sabiendo desmontar todo el aparato en el que trabajan. Después la gente "analista" comentan su trabajo y dicen que es "cutre" y sin "metodología protocolaria" aunque no podrían hacerlo ni de mejor ni de igual forma y las necesitan para vender libros que hablen de ellas y su "trabajo no-perfecto" enumerando las "Big Guns" de la historia (Platón, Rouseau, Spinoza...) sabiendo que ellas nunca llegarán a ser recordadas ni a ser realmente útiles para nadie ni crear nada que tenga el suficiente valor para que otras personas hablen de ello (nadie habla de la gente que analiza a la gente del 15-M. La gente habla del 15-M).
Avatar de Usuario
Fisio
Administrador del Sitio
Mensajes: 6734
Registrado: Dom, 01 Sep 2013, 14:18
Ubicación: foromuscleblog@gmail.com

Sab, 01 Dic 2018, 16:04

Imagen

Otro libro de principios de psiquiatría. Psychiatry P.R.N (Oxford) es un libro introductorio a la psiquiatría, lejos de ser una guia para prescribir o diagnosticar. La farmacología se reduce a principios muy básicos de los fármacos más comunes. Igualmente, la psicopatología es explicada muy por encima. Como sucede con los libros de psiquiatría, la literatura científica es prácticamente inexistente, así como la exposición de diferentes hipótesis. La psiquiatría es mandobediente como dice Escohotado. Las hipótesis neuroquímicas son las de siempre: noradrenalina, serotonina, dopamina y GABA. La marihuana es uno de los principales factores de riesgo en esquizofrenia. La longitud y abordaje de algunos capítulos es claramente insuficiente, hasta el punto de que no deberían haber sido incluidos porque no tienen utilidad. Lo más interesante del libro son algunas ideas para tener en cuenta en la consulta con preguntas clave sobre diferentes aspectos que están bien orientadas. En general es un libro seco con poca orientación clínica, que suele ser lo usual en este tipo de libros. El resto muy poca cosa, excepto alguien que necesite una primera panorámica sobre psiquiatría. En amazon tiene muy buenas críticas, lo que sugiere las ideas simples con las que acuden los estudiantes de medicina a su rotación en psiquiatría. El problema no es lo simple, sino dar por cierto las teorías oficiales por el simple hecho de ser impuestas, no por ser ciertas. Esto merece como mínimo un comentario en cualquier libro que aspire a ser decente y honesto.

6.5/10
ZeRaTuL
Mensajes: 2509
Registrado: Mar, 11 Feb 2014, 00:42

Mié, 12 Dic 2018, 00:12

En enero empiezo mi aprendizaje autodidacta focalizado en (por orden de prioridad descendente) matemáticas, filosofía de la ciencia e historia. Para pillar libros de matemáticas evitando los "típicos" aburridos recordaba que vi en Amazon a Taleb puntuando libros técnicos (estadísticos) pero ya no encuentro cómo se podía mirar eso (filtrar comentarios por persona usuaria de la web). En cambio he llegado aquí:
https://fs.blog/2012/02/book-recommenda ... sim-taleb/

Si a alguien le interesan los consejos lectores de Nassim, ahí tiene (del 2012). Si alguien consigue acceder a lo que yo recuerdo (qué libros ha puntuado Nassim en Amazon) que me lo diga please :D.

P.D: encontrado:
https://www.amazon.com/gp/profile/amzn1 ... 7LX2WP5YA/

En Good Reads también:
https://www.goodreads.com/list/show/727 ... mendations

¡Yupi!

P.P.D:
Hostia:
https://www.amazon.com/Blank-Swan-End-P ... pdctrvw_dp

A ver si Taleb sacó su título de aquí xD. Cambiando la "n" por una "c" => https://www.amazon.com/gp/customer-revi ... dctrvw_srp
ZeRaTuL
Mensajes: 2509
Registrado: Mar, 11 Feb 2014, 00:42

Sab, 15 Dic 2018, 19:25

Fisio, un psiquiatra de México:
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articl ... -0063b.pdf

Me recomendó hace tiempo este libro. No lo compré. Te paso el tema por si te interesa:
https://www.amazon.com/Psychiatry-Disse ... in+dissent
Responder